“Tu generosidad aumenta la esperanza”. Este lema de la Colecta 2020 tiene que animarnos en medio de un clima poco alentador. Nosotros, agentes de Caritas, deberemos que contagiar el entusiasmo y proponer las mejores maneras de estar a tono con este momento histórico. La sociedad argentina, en general, está valorando el trabajo de Caritas a lo largo y ancho del país. Visualizar las acciones que se llevan a cabo, lejos de ser una vanagloria, debe ser manera de expresar nuestra fe con las obras. Los buenos ejemplos arrastran, decimos habitualmente. No escondamos la luz de las buenas obras. Así son los senderos del amor verdadero. El amor sostiene la esperanza y da vigor a la fe. Que toda la comunidad cristiana pueda sentir que “todos somos Caritas”.

Es la oportunidad que Dios nos da para abrir más y más nuestras Caritas a todos los jóvenes, para que puedan unirse a la red de voluntariado. Invitemos y unámonos a todas las pastorales de las diócesis para que nos ayuden. Tenemos que pensar que la Colecta sostiene los proyectos de Caritas durante todo un año. Todo nos hacer presumir que la situación económica del país será mucho más dura y dolorosa en el tiempo post‐pandemia. Es uno de los motivos por los que debemos invitar a una mayor generosidad.

La mejor publicidad de la Colecta son las actuales muestras de servicio que se dan en los barrios, pueblos y ciudades, en medio de los más necesitados. Todos caemos en la cuenta que el mayor capital es el corazón de nuestra gente. Para quienes creemos bien sabemos que es el Espíritu Santo que obra en el alma de los humildes. De ellos aprendemos las más bellas lecciones de pobreza evangélica y de paciencia en las pruebas. Y por sobre todas las cosas, la alegría de vivir. De ellos aprendemos eso de que nos habla el lema: “Tu generosidad aumenta la esperanza”. Los pobres viven la generosidad, como aquella viuda del evangelio que dio las dos monedas que tenía para vivir.

No nos dejemos apabullar por el mal ánimo. “No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien”. Pongamos manos a la obra para organizar la Colecta Nacional 2020 con igual o mejor ánimo que años anteriores. Dios mira no tanto los resultados, sino el amor con que hacemos lo que nos toca hacer.

Mi agradecimiento a cada uno, a cada una de ustedes a quienes Dios llamó para servirle en Caritas. Lo hago en nombre de los que formamos parte de Caritas Nacional.

La Virgen de Luján, patrona de Caritas Argentina, nos anime en este tiempo desafiante de la pandemia, acompañe a los que más sufren, y nos aliente en nuestro servicio a los pobres de nuestro pueblo.

¡Dios los bendiga!

+ Carlos José Tissera

Obispo de Quilmes

Presidente de Caritas Argentina